Estudio sobre el atractivo de las residencias de personas mayores y de los EHPAD en Francia

Papyhappy encargó al Pôle de Gérontologie et d’Innovation (PGI) de Bourgogne-Franche-Comté la realización de un estudio sobre el proceso de toma de decisiones de las personas mayores y de los cuidadores cuando se mudan a una residencia de la tercera edad. El estudio intenta identificar y comprender los problemas encontrados durante las fases de investigación, identificar las fuentes de influencia y los obstáculos para la toma de decisiones e identificar los roles que juegan las familias en este proceso de toma de decisiones.

Parte de la infografía del estudio de Papyhappy. Estadísticas para explicar la importancia de la familia en el proceso de toma de decisiones

A través de este estudio, la empresa Papyhappy, por iniciativa del proyecto, quiere poner de relieve la vivienda para personas mayores y la percepción que los franceses tienen de ella. De este modo, es posible hacer un inventario de la situación actual y, al mismo tiempo, llevar a cabo una reflexión colectiva sobre este tema, que con demasiada frecuencia es tabú. El objetivo es también proporcionar áreas de mejora en el proceso de apoyo a las personas mayores durante la fase de transición a su nuevo lugar de residencia.

Para la realización de este estudio, la empresa se dirigió a la PGI, líder en la región en términos de mejora de la calidad de vida. Se dividió en 4 fases principales:

  • Investigación documental
  • Realización de una encuesta cuantitativa
  • Realización de entrevistas cualitativas
  • Análisis de los resultados y preparación del informe del estudio

Los resultados se basan en entrevistas semidirectas realizadas a través de un cuestionario web, así como en entrevistas telefónicas con residentes de EHPAD y RSS (residencia de servicios para personas mayores). El estudio destaca los aspectos de disonancia y concordancia entre generaciones, categorías socio profesionales y tipos de viviendas. El objetivo es también identificar los principales criterios para la selección de una vivienda. En el estudio se presta especial atención a los criterios que dificultan la entrada y a los que influyen de forma positiva en la toma de decisiones. Los criterios se centraron únicamente en los tipos de vivienda más conocidos según la encuesta (EHPAD y Residencias de Servicios a la Tercera Edad). También se resalta el apoyo de los cuidadores familiares durante las fases de acompañamiento y búsqueda de la nueva vivienda.

Actualmente, las políticas públicas favorecen el apoyo a domicilio, pero la residencia para personas mayores ocupa un lugar esencial en la recepción y el alojamiento de las personas mayores. Según el INSEE, el 93,3% de las personas mayores viven en casa (1). El número de personas mayores de 60 años aumentará de 15 millones a 20 millones en 2030. Los 1,4 millones de personas mayores de 85 años aumentarán a 5 millones en 2060. El tema de la vivienda para personas de la tercera edad es un tema clave para dar la bienvenida a esta generación.  

Desconocimiento de los tipos de estructuras existentes

El estudio indica que las diferentes tipologías de estructuras adaptadas a las personas mayores son todavía relativamente desconocidas, sólo destacan EHPAD (2) y RSS (3) con un 85% y un 74%.  Las otras formas de alojamiento que se ofrecen son desconocidos para uno de cada dos encuestados (residencia autónoma, acogida, vivienda intergeneracional, MARPA). Sin embargo, estas opciones de alojamiento tienen una imagen bastante favorable.

dos manos que muestran una casa

Una visión variada de la EHPAD

El EHPAD es el primer lugar de alojamiento colectivo y acoge al 80% de las personas mayores. Es el tipo de vivienda para personas mayores más conocido, pero también el menos considerado.  Recientemente, los medios de comunicación han abusado de la imagen de los EHPAD. Nunca han tenido un gran atractivo, siendo vistos como una institución «restrictiva de la libertad, con espacios privados limitados, […] un lugar de descenso en el que la mudanza se percibe como un aviso formal». (2)

Las entrevistas realizadas directamente con los residentes revelan, de modo paradójico, una cierta satisfacción con sus condiciones de vida. Esta visión empírica es mucho menos crítica y más agradecida por la calidad de vida que se les ha ofrecido dentro de estas instituciones. Algunos de ellos mencionaron la complicidad y las buenas relaciones con otros residentes y profesionales de la salud. Expresan algunas críticas sin tener una opinión negativa de la EHPAD.

Los principales criterios que influyen en la adhesión al EHPAD

  • Pérdida de autonomía (64%)
  • Servicios y atención médica (41%)
  • Entorno de vida seguro (23%)

Los principales factores que dificultan la entrada en el EHPAD

  • Costo financiero (71%)
  • Miedo a la pérdida de independencia (46%)
  • Miedo a permanecer confinado a las personas mayores (38%)

Las residencias de ancianos están en aumento

El 63% de la RSS se percibe como una forma de vivienda bastante positiva o incluso positiva para todos los grupos de edad y categorías socioprofesionales. El 30% de los encuestados no estaban familiarizados con este tipo de vivienda. A pesar de la buena imagen que se percibe de estas estructuras, aproximadamente 1 de cada 3 personas no conoce su concepto. Sin embargo, el número de edificios de RSS sigue aumentando, entre 2013 y 2017 se produjo un aumento del 40%.

Las residencias de personas mayores satisfacen las necesidades de seguridad, libertad, prestación de servicios y sociabilidad. El 56% de los encuestados consideraría vivir con RSS, en comparación con sólo el 16% en el caso de la EHPAD. Cabe recordar que la edad media de acceso a la RSS es de 77 años, frente a los 85 años de la EHPAD.

Los principales criterios que influyen en el paso a RSS:

  • Entorno de vida seguro (62%)
  • Servicios y gestión de determinadas tareas domésticas (51%)
  • Diversidad de actividades ofrecidas (40%)

Los principales factores que dificultan el paso a RSS

  • Costo financiero (82%)
  • Miedo a permanecer confinado a las personas mayores (45%)
  • Apego a su casa actual (38%)

Participación de la familia en la toma de decisiones

Las personas de la tercera edad son raramente las únicas que toman la decisión de dejar sus hogares. A veces están acompañados por familiares y/o profesionales de la salud. El 47% de los encuestados de entre 40 y 60 años ya han acompañado a un familiar para que se traslade a una vivienda para personas mayores. Este apoyo adopta diferentes formas: apoyo moral (72%), asistencia para elegir una residencia (64%), asistencia administrativa (61%), participación en la mudanza (60%) y apoyo financiero (19%).

Una abuela con su hija y su nieta, están mirando un libro abierto.

El estudio también muestra las dificultades emocionales a las que se enfrentan los cuidadores tras la mudanza de sus seres queridos. Más del 40% de los encuestados se sintieron culpables, el 38% se arrepintieron y el 31% se sintieron mejor.  Un sentimiento dividido entre la responsabilidad y el abandono a pesar de la singularidad de cada situación. Sólo el 36% de los encuestados ya ha mencionado la cuestión de la entrada en la vivienda de la tercera edad, pero prever la pérdida de autonomía facilita la transición a un nuevo lugar para vivir.

En conclusión, a pesar del apoyo domiciliario, a veces es necesario trasladarse a una vivienda para personas de la tercera edad. El estudio revela una poca anticipación de la pérdida de autonomía y de las soluciones previstas. Los criterios de selección relacionados con el bienestar y la calidad de vida están emergiendo gradualmente durante la investigación. RSS es un modo privilegiado y atractivo de vivienda para las personas mayores, pero las alternativas de vivienda son todavía desconocidas. Las diversas formas de vivienda para personas mayores seguirán evolucionando y adaptándose a las necesidades de las personas mayores en los próximos años.

(1) INSEE, 2017,[consultado en septiembre de 2019], Tres cuartas partes de las personas mayores viven en hogares de su propiedad. Disponible en: https://www.insee.fr/fr/statistiques/2583078#titre-bloc-1

(2) Símbolo de un centro residencial para personas mayores dependientes

(3) Las residencias de ancianos son instituciones reservadas para personas mayores autónomas

(4) Charras, K., Cérèse, F., (2017), Être «chez soi» en EHPAD : domestiquer l’institution, Gérontologie et Société, 2017/1, (vo. 39), n°152), pages 169 to 183