Influencia de los espacios en el envejecimiento saludable y activo

-¡Feliz cumpleaños, abuela!

-Gracias, gracias, mi tesoro. ¡Qué alegría que hayas venido a verme!

-¡Nadie diría que tienes ya 90 años! ¿Algún día me contarás tu secreto?

-¿Noventa ya? Si creía que eran 89… es que me siento cada vez mejor, el año pasado sí que anduve fastidiada, que tuve que estar en casa de la tía unos meses… ¡pero ya casi ni me acuerdo! Lo que sí que recuerdo siempre es lo bien que hice en quedarme con esta casa [1, 2], no sé qué haría sin mi balconcito lleno de geranios y jacintos [3]. Y todas las macetas de cerámica… me encanta el olor maravilloso a tierra mojada y vida cada vez que llueve o las riego [4]. Sigo cada tarde echando un buen rato sentada en la galería, sea invierno o verano, para ver todas las plantas mientras leo algún libro o el periódico. Cierto es que en verano hay que acordarse de poner el toldo para no achicharrarse y abrir siempre las ventanas para ventilar de noche [5], pero tienes que venir y quedarte unos días cuando tengas vacaciones. Es la mar de agradable pasar la tarde ahí jugando a las cartas.

Esta semana me ha dado por cocinar bastante… me encanta tener todas las cosas a mano. A veces que se me olvida dónde está el orégano o la pimienta, pero sabes que muchas veces ando despistada con la cabeza en la luna y ahora tengo más cuidado. Y gracias a que tu papá me ayudó a cambiar las puertas a los armarios hace unos años, para poder ver lo que había dentro y también pusimos alguna pegatina por la casa para ayudarme a recordar cómo funcionan todos los cacharros [6]. Por suerte nunca me he olvidado nada en la sartén.

-¿Y sigues saliendo de paseo?

-¡Claro! ¿Te acuerdas esa temporada, cuando empecé a tropezar más de la cuenta? – yo siempre he sido un poco torpe – pero ya era algo que me preocupaba [7]. No dudé ni un minuto en hablar con los vecinos, me dejaron arreglar la entrada y poner una rampa con una buena barandilla para poder agarrarme y seguir entrando y saliendo sin problema [8]. Menos mal que me conocen desde hace tiempo y somos buenos vecinos [9]. ¡Sé que podría contar con ellos en cualquier momento! Por otra parte, reconozco que me costó una barbaridad convencerme de que necesitaba este bastón ¡qué cosa más engorrosa! Pero lo cierto es que ahora hasta me gusta sacarlo de vez en cuando. En verano es muy útil para tirar las ciruelas al suelo de los árboles del parque.

Ya sabes que siempre me ha gustado pasear y ver los pequeños cambios del día a día. El nuevo escaparate de la librería, el olor a verdura fresca de la frutería de la esquina o el sonido de los niños corriendo en el parque a la hora de la merienda. Si no pudiera seguir saliendo por el barrio a mi ritmo ¡se me haría todo muy raro! [10] Tengo que ir con cuidado porque a veces hay agujeros o escalones, pero por suerte está todo a menos de 10 minutos [11] y casi no hay tráfico, así que es todo muy tranquilo y seguro [12]. Tengo amigos que aunque viven a un par de calles de aquí, tienen un jaleo cada día que ¡no te quiero ni contar! Es imposible charlar y enterarse de lo que te cuentan [13]. Mucho mejor mi zona, sin duda. Además hay bancos cada poco [14], con árboles y jardines que no solo refrescan en verano [15], además visten la calle con algo de vida y en primavera se llena de pajarillos [16].

Y no te lo vas a creer, pero el otro día ¡ligué con un señor en la cafetería de enfrente! Bueno, espero que se recorte un poco el bigote, porque así debe de pinchar un montón… el próximo viernes hemos quedado para ir al teatro con mi amiga de pilates, que anda un poco olvidadiza y seguro que una zarzuela le hará recordar nuestros años mozos [17]. Sé que podrá llegar sin problema porque hay indicaciones por todas las calles de su zona para llegar al teatro [18], la recogeremos allí y luego iremos a cenar.

-Bueno, bueno… ¡Pues ya me contarás! ¡Y acuérdate que el jueves que viene, nos vamos tú y yo a tomar un chocolate calentito al centro!

-Vale, hija… cuídate.

-¡Te quiero, abuela!

Una anciana con una flor en la mano. Mujer con una camisa azul. La abuela con la nieta.

[1] Rojo Pérez F. et al. (2002). Envejecer en casa. La satisfacción residencial de los mayores de Madrid como indicador de su calidad de vida. Monografías. No. 23. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

[2] Lebrusán Murillo I. (2018). Envejecer en casa. ¿Mejor en el pueblo o en la ciudad Observatorio Social de La Caixa.

[3] La jardinería –sobre todo en huertos- tiene muchos beneficios para la salud así como efectos terapéuticos, especialmente para las personas mayores. Las herramientas, cajones y el equipamiento necesario pueden ser adaptados para crear un jardín atractivo, accesible y productivo. A pesar de que a veces existen limitaciones físicas o algunas enfermedades degenerativas que afectan a las personas mayores, a través de un diseño inclusivo se pueden crear entornos seguros, accesibles y agradables. Entre los beneficios que se relacionan con la jardinería, se identifican: la actividad física que se realiza durante su práctica, con la consecuente mejora de la flexibilidad y movilidad; la mejora de la fuerza y la resistencia, así como de la motricidad; ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis; reduce los niveles de estrés y tiene efectos relajantes; ofrece estimulación cognitiva; suele ser una actividad de interacción social, siento una actividad que puede ser disfrutada por distintos grupos de edad y, finalmente, puede proporcionar alimentos frescos saludables que puedan incluirse en el menú.
Fuente: Adaptado de: Quality Ageing. A lifestye connection. Australia. www.qualityaging.com.au Consultado el 25 de mayo 2020.

[4] La estimulación sensorial tiene efectos muy positivos en todas las personas, no solo como terapias. En concreto, algunos beneficios de la estimulación sensorial pueden ser el aumento de la concentración y el estado de alerta, el buen mantenimiento de las funciones cognitivas, el ejercicio de la memoria, el aumento de oportunidades de interacción social o la mejora de la comunicación (en actividades en grupo).
Fuente: Adaptado de: Iris Memory Care (2020). https://www.irisseniorliving.com/ Consultado el 26 de mayo 2020.

[5] Las galerías acristaladas con orientación sur son una de las soluciones constructivas en diseño bioclimático para captar radiación solar a través del efecto invernadero, a partir del calentamiento de los vidrios por el sol. Durante los inviernos fríos de muchos climas, este tipo de espacios resulta un lugar de estancia cálido y agradable, permitiendo ganancias térmicas. En verano es preciso proteger estos espacios con toldos, estores, persianas u otro tipo de obstrucción solar, precisamente para evitar las ganancias térmicas.
Fuente: Fonseca Gallego M. e Instituto de la Construcción de Castilla y León (2015). Manual práctico de soluciones constructivas bioclimáticas para la arquitectura contemporánea. Junta de Castilla y León y EREN
.

[6] El mantenimiento de las actividades y rutinas diarias puede ser muy beneficioso para alargar al máximo la autonomía e independencia de la persona mayor. A través de la terapia ocupacional y una correcta adaptación de los entornos físicos para cumplir con la accesibilidad en todos los niveles, la persona usuaria puede mantener sus tareas diarias con garantías de seguridad y facilidad de uso. La instalación de distintos tipos de sensores, tanto de detección de humos, como de monitorización, pueden ayudar a hacer un seguimiento de la persona y reducir muchos de los riesgos que supone vivir sola.
Fuentes: Age UK (2017). How to design a dementia friendly kitchen. Disponible en: https://www.ageukmobility.co.uk/mobility-news/article/how-to-design-a-dementia-friendly-kitchen

[7] La Organización Mundial de la Salud (OMS) identifica las caídas como la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales. La etiología relacionada tiene un carácter multifactorial y resulta un problema aún más generalizado que el hecho de la caída, deteriorando a la calidad de vida de la persona. Muchas veces al riesgo de caídas se le añade el concepto de “miedo” a caerse (López-Pérez y Duarte-Clíments, 2014). En el espacio público, en las calles, este miedo puede aumentar por aceras en mal estado, firmes no nivelados, pavimentos resbaladizos, recorridos no accesibles con barreras arquitectónicas, ausencia de barandillas, etc.
Fuentes: López-Pérez y Duarte-Clíments G. (2014) ¿Riesgo de caídas o miedo a caerse? Ene revista de enfermería. vol.8 no.3

[8] En España, la accesibilidad en las comunidades de vecinos para asegurar el acceso básico a la vivienda para personas con algún tipo de discapacidad o personas mayores de 70 años es obligatoria por ley desde 2017 por el Real Decreto Legislativo 1/2013 y la Ley 8/2013. 
Fuente: Inarquia (2019). 5 cuestiones básicas sobre accesibilidad en comunidades de vecinos https://inarquia.es/accesibilidad-comunidades-vecinos 

[9] “[…] resulta que las personas que tenían una cohesión social alta, que sentían que la gente de su barrio se conocía, se ayudaba, se podía confiar, tenían un 40% menos de riesgo de tener un evento cardiovascular”. 
Fuente: Navas P. (2017) Previniendo el envejecimiento imaginario. TedXMadrid. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=OiITOv8R-xQ

[10] Un gran porcentaje de personas mayores desean seguir viviendo en sus viviendas y en sus barrios, donde pueden mantener sus relaciones de proximidad y referencias vitales que pueden ser también estimulantes. Algunas características de una ciudad o comunidad saludable son la existencia de tiendas de proximidad y de alimentación saludable, que haya mezcla de usos, espacios de encuentro, las calles son principalmente peatonales y para pasear y hay suficientes zonas verdes y vegetación.
Fuente: Higueras E. y Pozo E. (2020) Urbanismo y salud: ¿Son las ciudades europeas resilientes a las pandemias? The Conversation. Disponible en: https://theconversation.com/urbanismo-y-salud-son-las-ciudades-europeas-resilientes-a-las-pandemias-136758

[11] La ciudad de París (Francia) defiende en la actualidad un ambicioso plan para crear “la ciudad de los 15 minutos”. También en Portland (Oregón) han ideado un plan para implementar en el 90% de la ciudad “barrios de 20 minutos”. Este tipo de planes consiste en la localización de los servicios esenciales para la vida de las personas en un radio de un cuarto de hora a pie o en bicicleta en los barrios. Para las personas mayores, este tipo de planteamiento urbano ofrece numerosas ventajas, siendo igualmente beneficiosas para el resto de la población. 
Fuente: CityLab (2020). Paris Mayor: It’s Time for a ’15-Minute City’. CityLab. Disponible en: https://www.citylab.com/environment/2020/02/paris-election-anne-hidalgo-city-planning-walks-stores-parks/606325/

[12] El tráfico rodado ocasiona numerosos accidentes en las ciudades, siendo una de las principales causas de muerte prematuras. Esto no se debe solo a las velocidades elevadas de los vehículos, sino también por un mal diseño de los pasos peatonales o calles, con poca visibilidad o inseguros (OMS 2020). Para las personas mayores, este riesgo aumenta en muchas ocasiones debido a los problemas de movilidad, pérdida de orientación, pérdida auditiva o de visión o el temporizador de los semáforos que no tiene tiempo suficiente. Esto agrava la vulnerabilidad de muchas personas en el espacio público.
Fuente: Organización Mundial de la Salud (2020) Road traffic injuries. Factsheets. Disponible en: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/road-traffic-injuries

[13] El ruido está relacionado con numerosas enfermedades y afecciones, como problemas de sueño, estrés, ansiedad, dolor de cabeza, alteraciones en el metabolismo, alteraciones del sueño, pérdida auditiva e interferencias en la comunicación e interacción social, entre otras. No solo tiene un impacto negativo en la calidad de vida de las personas sino que también se relaciona con muertes prematuras.
Fuente: Díaz Jiménez J. y Linares Gil C. (2015) Efectos en salud del ruido de tráfico: más allá de las “molestias”. Rev. Salud ambiental. 15 (2). pp.121-131.

[14] Para las personas mayores, la existencia de bancos o apoyos en los recorridos, en las calles, cada pocos metros y ubicados en espacios agradables y seguros, son fundamentales para fomentar su autonomía, ya que pueden realizar paradas para descansar en sus recorridos diarios.
Fuente: Organización Mundial de la Salud (2007). Global Age-friendly Cities: A Guide.

[15] El diseño de los espacios públicos incorporando vegetación y naturaleza tiene múltiples beneficios en el medio ambiente y en la salud de las personas. Los árboles regulan la temperatura, ofrecen sombra, absorben contaminación y fijan las partículas de polvo. Un buen diseño bioclimático de los entornos urbanos ayuda a mejorar la calidad de vida y la salud de las personas en las ciudades.Fuente: Fariña J., Higueras E. y Román E. (2019). Ciudad Urbanismo y Salud. Documento Técnico de criterios generales sobre parámetros de diseño urbano para alcanzar los objetivos de una ciudad saludable con especial énfasis en el envejecimiento activo. Madrid: Área de Promoción de la Salud, Subdirección General de Promoción de la Salud y Vigilancia en Salud Pública, Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS). Red Española de Ciudades Saludables, Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

[16] El contacto con la naturaleza ofrece múltiples beneficios para la salud de las personas, reduciendo el estrés y la ansiedad y favoreciendo la atención involuntaria. Entre otros, la proximidad a espacios verdes en las ciudades está relacionada con menor riesgo de diabetes u obesidad y mayor actividad física. 
Fuente: Twohig-Bennett C. y Jones A. (2018). The health benefits of the great outdoors: A systematic review and meta-analysis of greenspace exposure and health outcomes. Environmental Research. Vol. 166. pp.628- 637.

[17] Las terapias de reminiscencia son cada vez más utilizadas como actividades preventivas para mejorar la memoria o para evitar el deterioro cognitivo, favoreciendo la expresión de sentimientos y emociones y estableciendo un marco de comunicación especial con los participantes. La música, el teatro, los eventos deportivos, las fotografías, los recorridos históricos o monumentales son algunas de las posibilidades.

[18] Un buen diseño y estrategia de señalización y paneles informativos en las ciudades constituyen un elemento muy valioso en las comunidades. Ayudan a reforzar la identidad de la imagen de una ciudad y generan hitos en el paisaje urbano para poder orientarse y tener referencias visuales para mejorar la experiencia de los usuarios, tanto residentes como visitantes. Para personas con problemas de desorientación, este tipo de paneles ayudan a mejorar su experiencia en los espacios públicos. El diseño tiene que ser accesible (diversidad funcional) y comprensible, atractivo y singular para generar una “marca” reconocible de la ciudad y de sus espacios.
Fuente: City way-finding. Sitio web: https://citywayfinding.com/


Para ver los artículos del mismo autor :
– Artículo número 1 : https://blog.papyhappy.com/es/2020/05/07/espacios-saludables-intergeneracionales/

Escrito para Papyhappy por la Sra. Elisa Pozo Menéndez – Especialista en Arquitectura y urbanismo